miércoles, 27 de mayo de 2015

Época de luciérnagas


La bioluminiscencia es un fenómeno que entraña mucha "magia". Quizás, una de las especies más icónicas de las que hacen uso de este mecanismo sean las luciérnagas, cuya comunicación sexual se realiza a expensas de este maravilloso proceso. Este mecanismo, se lleva a cabo mediante la oxidación de una molécula, la luciferina, junto a los ATPs y la luciferasa, actuando esta última de catalizador. En España existen varias especies de estos lampíridos devoradores de caracoles, cada una con un lenguaje luminoso diferente. Estos pequeños coleópteros apenas vivirán una semana como adultos, en contraste con el ciclo bienal por el que pasarán las larvas antes de llegar hasta ese estadio. Si los adultos tienen suerte tan solo brillaran una noche, eso significará que habrán logrado aparearse, pasando así a la siguiente fase, la puesta, completando de esta manera su ciclo reproductor. Como última curiosidad, entre las muchas que esconden las luciérnagas, decir que son capaces de generar luz degradando en calor tan solo un 2% de esa energía, a diferencia del 95% de pérdida de nuestras bombillas, ¡Eso si es eficacia energética!

Hembra de luciérnaga Lamprohiza paulinoi



2 comentarios:

  1. Lamprohiza paulinoi en la foto (me parece similar).

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar