martes, 31 de julio de 2018

Proyecto alzacola en Extremadura

Hace pocos días terminó la segunda campaña de marcaje de alzacola rojizo (Cercotrichas galactotes) en la provincia de Cáceres. Dicha campaña, se enmarca dentro de un estudio a nivel regional que se está desarrollando desde hace varios años en la comunidad autónoma de Extremadura, coordinado por Lorenzo Alcántara, y con el que se pretende aportar información sobre algunos aspectos de la ecología de la especie, tales como su abundancia, productividad, filopatría, superviviencia y amenazas. Para tal fin, anualmente se realizan varias jornadas de anillamiento en dos núcleos poblacionales; Almendralejo (BA) y Montehermoso (CC) con una misma metodología, de manera que los resultados sean comparables entre las diferentes provincias y temporadas de cría. Los individuos capturados portan además de la anilla metálica, una anilla de PVC con un código alfanumérico de 3 caracteres, lo que con un poco de paciencia permite su lectura a distancia, sin necesidad de volver a recapturar al individuo. Estos marcajes se complementan con transectos de muestreo, así como con prospecciones de nuevas localidades donde existe un hábitat propicio para el alzacola, lo que está redundando en un mejor conocimiento de la distribución de la especie en la región. Hasta la fecha se han marcado en torno a 252 individuos, el 87% en la provincia de Badajoz, donde la especie presenta mayor densidad y el proyecto lleva en marcha más tiempo

En la actualidad se están llevando a cabo proyectos similares en otras provincias donde medra el grueso de la población de alzacola, como Jaen, CordobaHuelva, Cadiz y Alicante, lo que sin duda permitirá obtener una valiosa información, útil de cara a proponer medidas de conservación adecuadas para la especie, que sufre un acuciado declive desde los años 70, y especialmente significativo en las poblaciones de Levante (25% de declive en la última década en las poblaciones europeas).


Alzacola rojizo (Cercotrichas galactotes) con anilla 12F
11/07/17 Montehermoso (CC).

domingo, 15 de julio de 2018

Algunos tesoros botánicos del Valle del Ambroz

Hace unos días varios compañeros y yo subimos al municipio cacereño de La Garganta, en el límite provincial de Cáceres y Salamanca. No fue por casualidad, ya que La Garganta es la segunda localidad de mayor altitud de la región tras Piornal, con 1.124 msnm. lo que lo convierte en un plan muy atractivo para el verano extremeño. Junto con las zonas acuáticas, las zonas de montaña son las que mayor vida albergan por estas fechas, cuando el calor aprieta y el paisaje en zonas bajas comienza a agostarse. La idea era disfrutar de algunos de sus valores naturales, entre los que cabe destacar varias especies de aves que tan solo pueden verse en unos pocos puntos de Extremadura, como son el piquituerto (Loxia curvirostra) o el alcaudón dorsirrojo (Lanius collurio) entre otras. Así como algunas especies de herbáceas de distribución restringida, las cuales por avatares meteorológicos debido a la densa niebla que nos envolvía a ratos, acabaron siendo las protagonistas de la jornada, eso sí, tras dedicar un rato a los alcaudones dorsirrojos y realizar varias infructuosas búsquedas de otro reproductor muy escaso, como es la curruca mosquitera (Sylvia borin).

Uno de los compañeros, Cesar del Arco, es una gran conocedor de la flora vascular del valle del Ambroz, ya que es el tema que eligió para su tesina hace algunos años. De su mano pudimos observar algunas especies botánicas de escasa representación en Extremadura, dados sus requerimientos a nivel de microhábitat. Entre ellas, el rocio del sol (Drosera rotundifolia) o el algodón de los pantanos (Eriphorum latifolium) cuya rareza deriva de su vinculación a las turberas, un medio muy frágil y poco representado en la región. Otras especies de interés fueron Thalictrum flavum, Aquilegia vulgarisReseda gredensis y Dianthus gredensis, estos últimos como su nombre indica, endemismos de Gredos y sus estribaciones. Pero sin duda lo más destacado de la jornada fue localizar un ejemplar de una asterácea endémica del suroeste peninsular, que cuenta con apenas unas pocas localidades conocidas en la península ibérica, la Leuzea rhaponticoides (= Rhaponticum exaltatum).

A continuación algunas de las especies observadas y su mapa de distribución, consultada a través de la aplicación web Anthos, el sistema de información sobre las plantas de España del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Algodón de los pantanos (Eriophorum latifolium)
La Garganta (CC) 11/07/18