lunes, 27 de junio de 2016

Ciervo volante, el mayor escarabajo de Europa

El ciervo volante (Lucanus cervus) es el mayor representante de los coleópteros europeos, con una talla que puede alcanzar entre 30 y 90 mm de longitud. Pertenece a la familia de los lucánidos (Lucaenidae) dentro de la cual se han descrito cerca de 1000 especies a nivel mundial, de las que tan solo 9 habitan en la península ibérica. La especie presenta un acuciado dimorfismo sexual, siendo el macho de mayor tamaño que la hembra. Además, los machos de esta especie presentan unas mandíbulas muy desarrolladas, que son utilizadas durante el cortejo para batirse con otros machos. La forma de estas mandíbulas es la que ha dado lugar a su nombre.


Macho de ciervo volante (Lucanus cervus) mostrando
sus características mandíbulas.


Las larvas del ciervo volante son saproxilófagas, se alimentan de madera muerta, cumpliendo un importante papel como descomponedores en el ecosistema. Tradicionalmente se ha descrito a la especie ligada a bosques maduros de quercineas, pero lo cierto es que L. cervus es una especie polífaga y puede encontrarse en multitud de formaciones forestales, principalmente de especies frondosas, pero también se ha citado en cultivos de eucalipto (Eucaliptus globulus) donde se cree que subsiste gracias a otras especies de árboles que aparecen en los monocultivos de forma residual. Esto pone de manifiesto la gran resistencia del ciervo volante a la pérdida y fragmentación del hábitat, pese haber sido descrita como su principal amenaza en diversos estudios.

El periodo larvario puede durar entre 1 y 5 años, aunque lo habitual suele ser entre 4 o 5, un largo periodo que deriva del poco valor nutritivo de la madera muerta sumado al gran tamaño de la especie, y que supone un problema de conservación añadido, dada la retirada sistemática de madera muerta que se produce en las zonas sometidas a gestión forestal. Tras este periodo, el adulto emerge entre los meses de junio y septiembre, dependiendo de la latitud y altitud de cada zona, con una vida que no supera el mes de duración y cuyo fin es la reproducción, aunque durante este periodo y a diferencia de otras especies, los adultos si se alimentan, y lo hacen principalmente de savia azucarada que obtienen de las heridas de los arboles o de los jugos de frutas maduras. Como dato curioso, en esta especie se ha descrito proterandria, ya que los machos suelen volar un poco antes que las hembras. Después de la cópula la hembra depositará en torno a unos 20 huevos en las fisuras de la madera muerta, donde como hemos comentado, las larvas aguardarán alimentándose hasta dentro de 4 o 5 años.


Ciervo volante (Lucanus cervus) Hervás (CC)
10/06/2016

La especie se distribuye de forma fragmentada por toda Europa. En la Península Ibérica su distribución se encuentra restringida a la mitad septentrional, con citas aisladas en la zona centro y sur de Extremadura, (donde recientemente se ha descubierto en la zona de Tudía, Badajoz), Andalucía y Castilla la Mancha (Albacete 1986, sin registros actuales).

El ciervo volante está protegido en el Anexo III del convenio de Berna (1979) e incluido en el Anexo II de la Directiva Hábitat de la Unión Europea. También se ha incorporado, como “especie de interés especial”, al Catálogo Nacional de Especies Amenazadas y en el Libro Rojo de los Invertebrados de España con la categoría de “preocupación menor”. A nivel autonómico está catalogado como especie “vulnerable”, en las comunidades autónomas de Madrid y Extremadura, y como “especie de interés especial” en Aragón.

A pesar de toda la legislación vigente, lo cierto es que las amenazas sobre la especie continúan. Según autores, el ciervo volante podría estar en retroceso, estando expuesto a otras amenazas aun no evaluadas como el uso de pesticidas y herbicidas. A falta de estudios específicos la tendencia de la especie resulta desconocida.


Mapa con Espacios Red Natura 2000 con presencia de la especie.

Distribución de la especie en la península ibérica. Fecha de publicación 2012



Bibliografía

Decreto 37/2001, de 6 de marzo, por el que se regula el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de Extremadura, en D.O.E. nº 30. http://extremambiente.gobex.es/index.php?option=com_content&id=1353&Itemid=398

Lopez-Colón, J. 2007.  El ciervo volante. Ecologistas en Acción. El Ecologista nº 52

Méndez, M. 2012. Lucanus cervus. En: VV.AA., Bases ecológicas preliminares para la conservación de las especies de interés comunitario en España: Invertebrados. Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Madrid. 198 pp. http://www.magrama.gob.es/es/biodiversidad/temas/espacios-protegidos/lucanus_cervus_tcm7-272517.pdf

Proyecto Ciervo Volante (Sociedad Aragonesa de Entomología - Grupo de trabajo sobre Lucaenidos ibéricos). Biología del ciervo volante (Lucanus cervus): De lo poco conocido y lo mucho por conocer.
http://www.internatura.org/estudios/ciervo/boletinb.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario